Las mejores máscaras de buceo – ¿Cuál compro?

Tenemos que elegir entre centenares de máscaras de buceo, o gafas de buceo, como queramos llamar, algo que puede marear al buceador sin experiencia. La mejor máscara de buceo puede ser distinta según la persona, por lo que vamos a ver a continuación sus características y algunas consideraciones que ayuden a decidir entre tanta oferta.

La función principal de la máscara de buceo es permitir un espacio aéreo entre nuestros ojos y el agua que nos rodea, fundamental para la correcta visión bajo el agua. La luz que llega a nuestros ojos cuando están en contacto con el aire, sufre una refracción debido al cambio aire-agua en la superficie del ojo y gracias a dicha refracción se proyecta la imagen nítida en la retina. Si el ojo está en contacto con el agua, la luz ya no refracta, por lo que la imagen nítida se forma detrás de la retina y no en la misma, provocando un cuadro agudo de hipermetropía que hace nuestra visión muy borrosa. Ese es el fundamento de la máscara, no evitar el contacto del ojo con el agua por lo molesto, ya que a eso nos podríamos acostumbrar.

Características de la máscara de buceo

Ya tenemos su principal función por lo que ahora debemos ver otros detalles que la hagan eficaz y confortable. Lo primero es que necesariamente tiene que alojar también la nariz; no para evitar llevar la nariz expuesta al agua, eso es algo a lo que nos podemos acostumbrar, sino para poder insuflar aire en la máscara cuando la presión aumenta, evitando así el aplastamiento de la máscara, lo que provoca más o menos serias roturas capilares en nuestro ojo provocando conjuntivitis a veces espectaculares.

Además debe ajustar bien a nuestra cara para evitar en la mayor medida posible la entrada de agua, por las molestias que tales filtraciones ocasionan. El perfil de la cara de las personas es muy variado, pero como también hay muchos y distintos modelos de máscaras en las tiendas de buceo, se trata de ir probando, en la misma tienda, para elegir el modelo que mejor ajuste a nuestra cara. La mejor prueba es presentarnos la máscara en la cara sin sujetarla con la cinta trasera, aspirar levemente por la nariz y, si no entra aire, la máscara se quedará adherida a nuestra cara por el vacío producido. Si no entra aire tampoco entrará agua, por lo que es una buena prueba.

Las personas con bigote o barba pueden tener serias dificultades para provocar el vacío, por lo tanto también entrará agua en la máscara. Deben elegir la que mejor parezca ajustar, ya que luego, en el agua, poniéndose una capa de vaselina en las zonas de la cara con pelo donde apoye la máscara, reduciremos o evitaremos la molesta entrada de agua. No obstante, en los cursos se enseña a vaciar la máscara bajo el agua, porque no es posible evitar por completo la entrada de agua, ya que determinados gestos o movimientos de la cara que hacemos, provocan pequeñas hendiduras en la superficie del rostro, por donde entra agua en ese momento.

Es muy importante también que en dicha prueba comprobemos que las partes rígidas de la máscara no apoyan en nuestras cejas, entrecejo o puente de la nariz, ya que esos apoyos que en la tienda no llegan a molestar, al cabo de un tiempo buceando pueden provocar serias molestias y dolores de cabeza.

Los fabricantes de máscaras de buceo se ocupan de que el resto de características sean las adecuadas, como tira de sujeción elástica y ajustable, vidrio templado, material de silicona (negra o traslúcida) en una base rígida de policarbonato, borde con doble faldilla pero abierto en la zona de la nariz para facilitar la evacuación de agua, etc. Como siempre, el mejor consejo para el buceador principiante es que su instructor le aconseje en el momento de la compra. También puede ser aconsejado en el establecimiento si es una tienda especializada en buceo, ya que el profesional buscará que quede satisfecho con su compra. No hay una mejor máscara, ya que la más indicada para cada uno es la que mejor ajuste a su contorno de cara sin oprimir en ningún punto.

Materiales de la máscara de buceo

Ya hemos indicado dos de los más importantes y visibles: silicona para las partes blandas en contacto con la cara y policarbonato para la estructura rígida que soporta los cristales. El cristal empleado debe ser templado y así lo montan en las máscaras de buceo todos los fabricantes, con la serigrafía en el cristal indicando que es templado o con una “T”, a veces rodeada de un círculo.

Debe llevar una tira ancha para sujetar las gafas rodeando nuestra cabeza. La tira se sujeta a la estructura de la máscara mediante dos hebillas, una a cada lado, con un sistema que permite la regulación de su longitud, hecha también en material de silicona, debido a su elasticidad y características hipoalergénicas. La tira está dentada en sus extremos para que pueda quedar trabada por las hebillas laterales.

Distintas máscaras de buceo

En este apartado entramos en un mundo muy amplio y que justifica la recomendación anterior para las personas principiantes: pedir consejo a nuestro instructor o al profesional de la tienda especializada en buceo que nos atienda. Principalmente encontramos máscaras de un solo cristal y de dos cristales.

Antes recomendábamos la máscara de dos cristales por tener un volumen de aire menor, ya que por lo general es recomendable que la máscara sea poco voluminosa, pero lo cierto es que el diseño en máscaras de un solo cristal ha evolucionado hacia el mínimo volumen interno y ahora apenas hay diferencias, por lo que la elección queda a nuestro criterio estético, pero con una excepción: si usamos lentes para corregir nuestra visión, bien lentillas o bien gafas, la opción a escoger es una máscara con dos cristales. La razón es que en general no debemos bucear con lentillas y los fabricantes ofrecen modelos de máscaras con 2 cristales fácilmente desmontables para poder instalar cristales graduados, que incluso muchos los venden ya listos para su instalación.

Hay máscaras con cristales laterales que no se suelen recomendar por su mayor volumen, lo que las convierte en más pesadas y molestas. Además, no ofrecen un mayor ángulo de visión porque dicho ángulo depende sobre todo de la distancia del cristal al ojo y nuestro ángulo de visión está ya reducido por el efecto de la doble refracción, por lo que su uso queda limitado a sesiones fotográficas si el fotógrafo así lo desea, ya que, realmente, no tenemos visión periférica. Ya apenas las hacen los fabricantes.

Por último queda mencionar la máscara completa, es decir, la que cubre toda la cara y que conocemos generalmente como “Full mask”. Es muy poco utilizada en buceo recreativo por su muy superior coste y mayor complejidad de uso, pero sí es usada en buceo profesional para preservar nuestra cara del contacto con posibles agentes químicos, en determinados tipos de buceo técnico por permitir la instalación de sistemas de comunicación por voz y en buceo bajo hielo o en aguas muy frías por proteger nuestra cara del frío además de permitir la comunicación.

¿Y qué máscara es mi mejor compra?

Ya hemos visto que no hay una repuesta a esta pregunta. La mejor máscara para mí puede ser una mala compra para mi vecino. La recomendación más importante es que la máscara, así como cualquier otro equipo de buceo, la adquiramos en un establecimiento especializado en buceo en el que encontraremos profesionales que nos guiarán. Los fabricantes reconocidos de material de buceo ofrecen equipos que cumplen todos los requisitos técnicos y de seguridad. Además tienen una variada oferta de máscaras distintas, para tratar de cubrir todas las necesidades según el perfil de los distintos rostros. La mejor máscara es, sin duda, la que mejor nos ajuste sin oprimir en ningún sitio. También recordamos la recomendación a los buceadores principiantes de pedir el consejo de su instructor para que le ayude ante la mareante oferta.

Mantenimiento de la máscara de buceo

No nos hemos podido librar del problema del empañado a pesar de los avances en el tratamiento de la superficie del cristal y de los pomposos anuncios de los fabricantes. Lo cierto es que la máscara sigue empañándose durante el uso a menos que hagamos algo en cada ocasión. La mejor solución sigue siendo los distintos líquidos antivaho que venden en las tiendas especializadas, más eficaces que los recursos que aprendemos, como por ejemplo la saliva.

Para su mejor conservación, es importante realizar un aclarado en agua dulce después de cada inmersión y no dejarla nunca secar al sol. La luz solar daña tanto a la silicona como al policarbonato, siendo especialmente visible ese daño en las máscaras de silicona traslúcida, que amarillea rápido si la dejamos al sol. Para el transporte se debe llevar en una caja o bolsa que impide su deformación por aplastamiento contra otras partes de nuestro equipo.

Si hablamos de futuro, se han hecho ya muchas pruebas (y se siguen haciendo), para conseguir unas lentillas que eliminen la necesidad de máscara. Aunque se han hecho prometedores avances, todavía estamos lejos de conseguirlo para el gran público, ya que es necesaria la bicapa para tener una película de aire que mantenga la necesaria refracción que permite la visión nítida y no se ha conseguido solucionar el problema del empañamiento, porque el parpadeo solo permite limpiar la parte exterior.

Esperamos que esta información sea de vuestra ayuda. Como veréis, no hemos conseguido responder a la pregunta inicial dando un modelo de máscara como la mejor del mercado o la mejor del mundo porque sería un engaño. La mejor del mundo es distinta según la persona.

Si te gusta lo que has leído, por favor dínoslo en los comentarios al final de esta entrada. Si no te ha gustado también nos lo puedes hacer saber. Agradecemos cualquier comentario.

Si quieres suscribirte a este blog pincha el botón de suscripción que figura bajo este párrafo y rellena el formulario de suscripción que aparecerá. Es gratuito y al suscribirte recibirás una notificación por correo electrónico, cada vez que se publique una nueva entrada en este blog.

Botón de suscripción

Anterior

Buceo responsable en las Reservas Marinas

Siguiente

Máscaras de buceo; buenas y malas

10 Comentarios

  1. Raquel

    Gracias por el artículo.

  2. Julio Luis

    La información es conocimiento, y el conocimiento nos da la sabiduría. Estos artículos nos ayudan a saber mas sobre la practica de este deporte.
    Felicitaciones y un abrazo,

  3. Enrique

    No es que el blog no me haya gustado, me parece que está cumplimentado con una información bastante completa. Pero sí que es cierto que esa información es la misma que encontramos en los libros de buceo y que se explica en los cursos de inicio, por lo que no tiene una gran utilidad para los que ya disfrutan o comienzan a disfrutar de este mundillo del buceo.

    • Gracias por el comentario Enrique
      Es cierto y llevas toda la razón. No obstante la intención de este post es divulgativa, de forma general, y tratando de responder a la típica pregunta de cuál es la mejor máscara de buceo, por eso no entra en detalles más técnicos. Puede servir también de apoyo a un instructor para que se lo dé a leer a sus alumnos.

  4. Antonio Marcos Vilacides

    Muy bien y muchas gracias, solo añadiría el riesgo que lleva consigo un mal control de la misma, parece ser que los episodios de panico la mayoría son provocados por la inundación de la máscara y no saber cómo vaciarla.

    Salud
    amarkos

    • Gracias Antonio por tu comentario. Es cierto que podríamos haber incluido esa referencia al hablar de la importancia de la estanqueidad de la máscara

  5. Juan Jesús Ortega Machín

    No olvidarse de que las máscaras con doble cristal deben de tener estos perfectamente alineados, ya que la bifocalidad se ve perjudicada si existe un minimo de desvio en el eje de visión

    • Gracias Juan Jesús
      Llevas razón, pero en este post no nos hemos metido a fondo en muchos detalles y, afortunadamente, la alineación la contemplan la inmensa mayoría de las máscaras de doble cristal, por ir montadas en una estructura rígida de policarbonato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén