El buceo recreativo – Definición

El buceo recreativo es una actividad de ocio y turística que tiene como objetivos principales la diversión de los que la practican y el contacto del ser humano con la naturaleza. El buceo recreativo correctamente practicado, gracias a lo aprendido en un curso de buceo, es una actividad segura que no causa ningún daño al entorno o al medio ambiente. El buceo recreativo NO es una actividad competitiva, sino que  se basa en la cooperación de los que lo practican; nunca en la competición entre ellos. Cualquier modalidad de buceo que pueda entrañar competición se sale de la definición de buceo recreativo.

El buceo recreativo VS el buceo deportivo

Mucha gente pone erróneamente el buceo recreativo en el mismo “saco” que el buceo deportivo. Las diferencias entre el buceo recreativo-turístico y el buceo deportivo son tan importantes que casi se les puede llamar antagónicos. El buceo recreativo-turístico es una modalidad de buceo más relajada, donde los participantes no necesitan una forma física y un entrenamiento tan riguroso como puede necesitarse en otras modalidades de buceo: deportivo, militar, profesional, etc. El objetivo del buceo recreativo es tan simple como puede ser el de aquellas personas que desean dar un paseo por la montaña o el campo por sendas bien definidas. Al igual que con estas personas, si se necesita una preparación mínima, proporcionada en los distintos cursos de buceo de diferentes niveles, pero sin llegar a los extremos de un atleta que desea competir.

El buceo recreativo es una actividad dirigida al mayor número de personas posibles, no a preparar atletas que vayan a participar en competiciones subacuáticas. Además es una industria internacional, cada vez más importante, que se basa principalmente en la calidad y seguridad de la enseñanza, la venta de material y el turismo. Por el contrario, el buceo deportivo se basa principalmente en la competición dentro de sus distintas modalidades. A continuación destacamos  algunas de las diferencias principales entre el buceo recreativo y el deportivo.

FORMA FISICA:

  • Buceo Recreativo: no es necesario ser un atleta, cualquier individuo de cualquier edad puede practicarlo cubriendo unos mínimos requisitos médicos.
  • Buceo Deportivo: se requiere una forma física adecuada ya que los participantes competirán entre ellos. No todo el mundo puede hacerlo.

ENTRENAMIENTO:

  • Buceo Recreativo: el suficiente para aprender a sentirse cómodo en el agua y manejar correctamente el equipo.
  • Buceo Deportivo: igual al anterior más el correspondiente a la modalidad competitiva elegida.

OBJETIVOS:

  • Buceo Recreativo: paseo turístico subacuático y comprensión del entorno. Ocio y diversión.
  • Buceo Deportivo: según la modalidad elegida: pesca submarina, apnea competitiva, natación con aletas, orientación subacuática, hockey subacuático, etc.

PRACTICANTES:

  • Buceo Recreativo: hombres y mujeres, de cualquier edad, solo limitados por examen médico y posible legislación al respecto en algunos países.
  • Buceo Deportivo: según la normativa de cada modalidad competitiva.

CERTIFICACIÓN:

  • Buceo Recreativo: Certificación internacional de buceo, para que el participante pueda bucear en cualquier parte del mundo.
  • Buceo Deportivo: Certificación o titulación nacional según cada modalidad, para que el participante pueda competir al amparo de la federación correspondiente.

ORGANIZACIONES CERTIFICADORAS:

  • Buceo Recreativo: De carácter profesional e internacional. Mayoritariamente miembros de los RSTC (Recreational Scuba Training Councils), ver www.wrstc.com y que normalmente siguen estándares ISO.
  • Buceo Deportivo: De carácter no profesional y nacional. Mayoritariamente miembros de CMAS, como por ejemplo las federaciones nacionales.

RANGO DE ACTUACIÓN:

  • Buceo Recreativo: Mundial. Tiendas, Centros y Escuelas de buceo.
  • Buceo Deportivo: Nacional. Clubes deportivos no profesionales.

IMPACTO ECONÓMICO:

  • Buceo Recreativo: atrae inversiones, produce riqueza, sobre todo en el ámbito turístico y crea numerosos puestos de trabajo.
  • Buceo Deportivo: no produce riqueza y crea relativamente pocos puestos de trabajo.

FISCALIDAD:

  • Buceo Recreativo: Pagan impuestos y no reciben subvenciones.
  • Buceo Deportivo: No pagan impuestos y reciben subvenciones.

Dos mitos erróneamente aplicados al Buceo Recreativo

El buceo recreativo NO es una actividad de alto riesgo

Durante muchos años se ha creado un mito de peligrosidad porque no se ha diferenciado lo suficiente entre el buceo recreativo y otras modalidades de buceo. Esto ha causado que el buceo, en general, tenga fama de actividad de alto riesgo. En la mayoría de los casos de accidentes o incidentes de buceo se suele decir simplemente que había ocurrido un “accidente de buceo”.

Si examinamos estos casos detenidamente podremos ver que la inmensa mayoría de estos “accidentes de buceo” caían dentro de categorías que no tenían nada que ver con el buceo recreativo. Una gran cantidad de estos accidentes, achacados de forma general al buceo, eran de individuos que estaban practicando otras modalidades de buceo, como por ejemplo: apneistas (compitiendo o sin competir), pescadores submarinos, buceadores profesionales, espeleobuceadores, etc. En muy raros casos eran buceadores recreativos los implicados. El buceo recreativo tiene unas limitaciones muy claras que son:

  • Bucear cuando las condiciones son favorables.
  • Bucear a un límite de profundidad que se recomienda sea de 30 metros y que en ningún caso debe exceder los 40.
  • Evitar el buceo que requiera paradas obligatorias de descompresión.
  • Bucear dentro de los límites del curso de preparación que se ha realizado.
  • Siempre bucear acompañado por otro buceador.
  • Nunca practicar otra modalidad de buceo para la cual no se ha recibido entrenamiento previo (profundidad, espeleobuceo, pecios, visibilidad limitada, etc.)

Si consideramos estas limitaciones y además tenemos en cuenta que, en muchos lugares, los buceadores recreativos son supervisados bajo el agua por guías subacuáticos e instructores, podemos ver claramente que el buceo recreativo es una actividad errónea e injustamente clasificada como de alto riesgo.

La mayoría de las Organizaciones profesionales de enseñanza de buceo (y por supuesto ACUC) cuentan con unos excelentes programas de formación para los buceadores recreativos. Se calcula que, a nivel mundial, existen más de 6 millones de buceadores recreativos certificados sólo por estas Organizaciones. Estudios de mercado nos muestran que cada buceador realiza una media de 10 inmersiones anuales, esto nos da una cifra de 60 millones de inmersiones al año. A pesar de este alto número de inmersiones ¿Cuántos buceadores recreativos se han visto involucrados en accidentes? El porcentaje es ínfimo, tan pequeño que resulta absurdo clasificar al buceo recreativo como “de alto riesgo”.

El buceo recreativo NO daña el medio ambiente subacuático

Otro mito es el que el buceador recreativo daña en exceso el medio ambiente subacuático; desde luego puede ocurrir algún daño provocado por algún buceador novel o descuidado, pero es anecdótico. El buceador recreativo suele estar personalmente implicado en el cuidado del entorno, lo que no se puede decir de algunas modalidades de buceo deportivo, como por ejemplo las competiciones de pesca submarina.

Debemos tener en cuenta que los buceadores recreativos somos los principales impulsores de establecer zonas de protección, como arrecifes artificiales,  barcos hundidos, etc., que son a su vez un gran reclamo para el establecimiento y crecimiento de mucha fauna marina.

Los buceadores recreativos sólo queremos ver, y como mucho fotografiar, los fondos, la flora y la fauna subacuática. No queremos que se nos siga confundiendo con otras modalidades de buceo, como el deportivo, ya que lo único que tenemos en común es que ambos se practican bajo el agua, pero como hemos demostrado ampliamente, son totalmente diferentes y hasta opuestos.

ACUC, como la mayoría de las organizaciones internacionales de enseñanza de buceo, hace cada vez mas hincapié en el cuidado del entorno, además de desarrollando enseñanzas que contemplen estos aspectos, colaborando con todas aquellas instituciones privadas o públicas que compartan este objetivo, con el fin de desarrollar un buceador recreativo involucrado en el cuidado del medio ambiente y el respeto de los ecosistemas donde bucea.

Gracias por tu lectura y confiamos que haya sido de tu agrado este post. Al final de esta entrada verás una sección en la que puedes escribir el comentario que te parezca adecuado. Aparecerá publicado con el nombre que pongas pero no aparecerá el correo electrónico, para proteger tu privacidad. También bajo este párrafo hay un botón de suscripción que accede a un formulario para realizar dicha suscripción. Es gratuito y al suscribirte recibirás una notificación por correo electrónico, cada vez que se publique una nueva entrada en este blog.

Botón de suscripción

Anterior

Complemento para tus aletas de buceo: Finclip

Siguiente

Bucear en el Mediterráneo – Altea

8 Comentarios

  1. Muy bueno, yo la verdad que soy mas del buceo recreativo, por que lo disfruto mas.

    • cathy

      muy bueno estaba leyendo para hacer un trabajo pero al final esta tan bueno que me meti en el tema hasta que llegue al final y no pense que hiba a terminar :,C pero bueno felicitaciones a todos y sigan asi

  2. Umberto

    Interesante, simple de leer y fàcil de hacer conclusiones.

  3. Muy buen Post, lo comparto en Redes sociales y que se conciencie el personal y nos dejen trabajar tranquilos en Comunidad Valenciana, como lo hacen en el resto del planeta

  4. Felix

    Me parece correcto el planteamiento y la exposición. Continúad asi

Responder a blogacuc Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén